Abiertos: : Lunes - Viernes de 9:00 am / 7:00 pm y los Sábados de 9:00 am / 1:00 pm

Cómo cuidar tus dientes en el embarazo

embarazadaDurante el embarazo estás más sensible y el riego de que tu boca genere caries y gingivitis aumenta, debido a que el fluido sanguíneo se acrecienta.

Este tipo de trastorno es más frecuente a partir del tercer mes de embarazo. Para evitar posibles afecciones dentales es clave mantener una buena higiene dental durante los nueve meses de gestación. Es necesario el cuidado de los dientes después de cada comida con un cepillo de cerdas finas y suaves, para no irritar las encías, pastas dentales con flúor, buen uso del hilo dental y limpiar la lengua.


Es recomendable visitar periódicamente al experto en salud oral, mínimo cada tres meses para prevenir posibles problemas en la salud dental y recibir orientación de los tratamientos más oportunos y detectar posibles alteraciones.

Los estudios demuestran que muchas mujeres embarazadas experimentan gingivitis durante el embarazo, que se produce cuando la placa dental se acumula en los dientes e irrita la encía. Los síntomas incluyen encías enrojecidas, inflamadas y que sangran con facilidad. La gingivitis ocurre con mayor frecuencia porque, los niveles hormonales aumentan y por lo tanto, se exagera la manera en que la encía reacciona a la presencia de irritantes en la placa. Sin embargo, es la placa y no las hormonas la principal causante de la gingivitis.

Al mantener tus dientes limpios, especialmente cerca del borde de la encía, ayudará dramáticamente a reducir o mejor aún prevenir la gingivitis durante tu embarazo y como otra recomendación debes sustituir los dulces por alimentos más sanos tales como quesos, frutas frescas o vegetales que son mejores para sus dientes.

Lo ideal es que cualquier tratamiento dental se realice antes del embarazo, pero si esto no es posible, la mejor época es entre el cuarto y sexto mes de embarazo.

El desarrollo dental del bebé comienza en el primer mes de gestación y necesita para su correcta formación aportes de calcio, magnesio, flúor, fósforo y vitaminas A, D y C. Es decir manteniendo una dieta adecuada durante el embarazo que aporte todas estas vitaminas y minerales. También la lactancia materna beneficia al bebé, ya que mejora el desarrollo de los arcos dentarios y de los músculos de los maxilares, previniendo alteraciones en la oclusión dental.

 

Aliméntate bien y mantén una buena higiene dental y ofrécele a tu niño beneficios dentales desde la barriguita!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *